Omitir contenido
El pronóstico de México en la industria del cannabis-cáñamo

A partir de 2013 iniciaron dos escenarios involucrándose personas interesadas en validar sus derechos humanos para el consumo de cannabis para uso adulto y su auto cultivo, así como para poder importar y utilizar legalmente productos derivados del cannabis para uso medicinal (suplementos alimenticios) productos derivados del Cannabidiol (CBD) en modalidades diferentes como tópicos, aceites, tabletas, bebidas, cremas; representando un enfoque de salud para un estilo de vida que ofrece un atractivo bienestar.

            En razón al interés de las personas de garantizar sus derechos a través de la Suprema Corte De Justicia de la Nación (SCJN); una acumulación de juicios concedidos para la protección de la dignidad humana en relación con el libre desarrollo de la personalidad, y la protección al derecho a la salud, contemporáneamente estas dos líneas, cannabis medicinal en el caso de los pacientes, y, cannabis para uso adulto en el caso de lograr que el Estado no intervenga en la decisión de consumir cannabis y su auto cultivo.

            Gracias a los casos en materia de salud y de auto cultivo, la Ley General de Salud y el Código Penal Federal flexibilizaron la prohibición absoluta de dos formas, la primera permitiendo el uso medicinal específicamente para productos de cannabis que no contengan más del uno por ciento del compuesto tetrahidcrocannabinol (THC), y la segunda, declarando que la prohibición absoluta del uso de la cannabis es inconstitucional (declaratoria general de inconstitucionalidad 1/2018) sin embargo la ley no ha cambiado, en vez de eso está ante las cámaras de diputados y de senadores una propuesta de ley ya probada, es decir un dictamen de ley en materia de la regulación federal de cannabis para uso adulto que aun no está del todo aprobada. La agenda de la actual administración política de México, la del señor presidente electo Andrés Manuel López Obrador, no lo ha incluido en el plan de su sexenio considerar la despenalización y el libre comercio de la industria del cannabis y el cáñamo, esto de acuerdo con su último libro “A la mitad del camino”.

            En el año 2021, en su último mes, la SCJN, protegió los derechos humanos de una persona moral para poder importar semillas de cáñamo con niveles de THC por abajo del uno por ciento, con afán de plantar cáñamo y producir bebidas, comercializar y exportar.

            Hasta ahora los que pueden relacionarse con el cannabis en distintos escenarios lo han logrado en su mayoría por utilizar el recurso del amparo. Es menester mencionar que los amparos ya concedidos pueden servir como base para otros amparos por presentarse, en otras palabras, la protección de una sentencia, puede ser aplicada para alguien más que también se ampare en ese sentido, también convence a los y las jueces a que utilicen los precedentes y resuelvan positivamente, eso por un lado, y por el otro, existe la oportunidad de crear litigios estratégicos que busquen la comercialización de cannabis para uso adulto, es cuestión de alinearse con la administración pública actual para garantizar los derechos humanos de las empresas y de los emprendedores y emprendedoras, así como compañías mexicanas, extranjeras y las farmacéuticas.

            El tema de los amparos no es una novedad en México, en materia de cannabis y cáñamo no es excepción, la ventaja es que entre más podamos informarnos sobre la planta, así como los beneficios sociales, culturales, saludables y económicos, podemos utilizar sabiamente la creación de nuevos empleos, contribuciones, derrame económico, y trabajo digno, transparente y honesto. Cuestión de tiempo para que se agilicen los amparos y que la novedad sea ya solo para unos cuantos. También hay que considerar que cualquier ley que se publique se considera para poder presentar amparos. Aquellos con amparo serán los que puedan estar en el oligopolio.

 

Diego A. Figueroa Reyes

Director General

Cannabis de México

             


Aún no hay comentarios

Escribe un comentario